Rosario, en vilo: en 20 días hubo 20 asesinatos

Policiales 20 de enero de 2020 Por
Pese al mayor despliegue de efectivos de seguridad, se sumaron otros dos homicidios por disparos de bala
3179321w1033

 Con dos nuevos homicidios el fin de semana en Rosario, la ola de violencia que jaquea a esta ciudad suma 20 asesinatos en 20 días, como si la muerte acompañara de manera siniestra el calendario de uno de los eneros más sangrientos de los últimos cuatro años.

El miércoles pasado, grupos operativos de la Gendarmería empezaron a patrullar en los barrios más calientes, donde más golpea la violencia, como las zonas sur y oeste. Pero hasta ahora el incremento de la presencia de fuerzas de seguridad federales y provinciales no logró aminorar la espiral de ataques a balazos, algunos de ellos con el uso de sicarios, entre bandas que disputan territorio para la venta de drogas.

Ayer a la madrugada fue asesinado de un tiro en la cabeza Miguel Ángel Gómez, de 51 años, cuando bajó de su auto, una VW Suran color gris, y dos hombres lo ejecutaron de un disparo en la frente, en Amenábar al 2700, en el barrio Jorge Cura, que se encuentra en la zona sudoeste de Rosario. Los atacantes se subieron luego a un auto y huyeron. La hipótesis de que se habría tratado de un intento de robo comenzó a perder peso y ahora se evalúa otro móvil del crimen, que podría estar vinculado a que la víctima conocía a los atacantes.

 Unas horas después, en el oeste rosarino, un joven de 23 años fue ultimado de un disparo en el pecho por un hombre que era del mismo barrio y con el que habría mantenido una discusión. Brian Toloza murió por una herida de bala en el tórax. La policía tendría identificado al asesino, un joven con un extenso prontuario.

También se produjo otro hecho conmocionante en Villa Gobernador Gálvez, ciudad vecina a Rosario, donde un joven de 22 años fue acribillado mientras estaba en un auto en Edison y San Juan. Allí, dos hombres que iban en moto, se presume que sicarios a sueldo, pasaron y dispararon una ráfaga contra el vehículo de Nahuel D., que con varios impactos de bala fue derivado al hospital de emergencias, donde se encuentra en estado reservado. El peritaje que hizo la policía contó 10 orificios en el Renault Logan en el que se movía Nahuel.

Ante esta ola de violencia que golpea Rosario, el gobierno de Santa Fe espera que surta efecto el refuerzo de patrullajes en el oeste y el sur de Rosario entre fuerzas federales y provinciales. En los sectores de la ciudad donde se repiten los crímenes se montó un operativo con 28 móviles de la Gendarmería, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y la Policía Federal, que se suman a los de la policía de Santa Fe.

 Estos operativos apuntan a controles de motos y de autos y a generar la visibilidad de los gendarmes en el territorio, donde están apostados con camionetas 4x4 VW Amarok y con todo el equipo de infantería. Los efectivos no realizan operativos de incursión dentro de los barrios, sino que hacen controles en puntos fijos.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti (PJ), y su ministro de Seguridad, Marcelo Sain, se reunieron el jueves pasado con el presidente Alberto Fernández ante la delicada situación de la provincia, con el recrudecimiento de los asesinatos.

Desde esta semana comenzará a funcionar una mesa de coordinación entre funcionarios de la cartera que encabezan Sabina Frederic y Sain sobre tres puntos claves: narcotráfico y delitos complejos, seguridad preventiva y seguridad vial.

El gobierno nacional envió un refuerzo de unos 300 uniformados federales y se dispuso que participen de los operativos los 800 gendarmes que están asentados en el Comando Móvil II y otros 600 que están en los tres destacamentos fijos que hay en la región.

En forma paralela a la cuestión puramente de seguridad, el gobierno nacional evalúa poner en marcha el nuevo sistema procesal penal en Santa Fe a partir de febrero, con el objetivo de agilizar investigaciones y causas vinculadas con el narcotráfico, que es uno de los detonantes del crecimiento de la violencia en Rosario.

El ministro Sain hizo esta propuesta en la reunión con Fernández y Perotti, y el viernes pasado mantuvo una reunión con el secretario de Gestión Pública, Gustavo Beliz, para comenzar a delinear estos cambios.

Te puede interesar